Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 14 de mayo de 2012

Si tu me dices ven... me llevo TODO





Cuando te casas, no te casas solo con tu contrincante... ¡Noooo! ¡Craso error!
Tú tienes intención de casarte con él y con su moto, pero en realidad, no.
La moto le va a durar dos telediarios... no seas ingenua.

Te casas con un tipo que dedica mitad de mañana del domingo a  rascarse los webs a dos manos,  te casas con las finales de copa de su equipo de toda la vida, con el perro baboso que tiene por mascota, con la manía de no cerrar la puerta ni bajar la tapa del báter, con su estúpida colección de bichos, sellos, coches o chapas y... lo peor: ¡te casas con su madre!. Vamos, que te llevas el kit completo.

Además te hipotecas a más de 40 años con la que será la presunta (siempre hay que darle el beneficio de la duda) con la presunta barriga cervecera, también llamada "pecho bajo" por algunos cuarentones que no acaban de encajar ciertas cosas, a saber: ¿porqué sienta mejor a unos que otros la tableta de chocolate en el abdomen? Te hipotecas, como te explicaba, sí.
Es como comprar  sobre plano, primero no ves nada... es un solar "liso y laso", pero luego aquello empieza a tomar forma, forma... foooorma siempre redonda, no hay duda.

Es como si ya pudieras tener en propiedad esa barriga que un buen día él ya no encogerá. Esa misma de la que se sentirá orgulloso: una esférica protuberancia con un apaisado ombligo en el centro,que paseará por la piscina, sobre el nada discreto bañador floreado, moviéndose arriba y abajo al ritmo de su caminar, de su risa... La simpática barriga de la que acabará presumiendo en público, apoyado en la barra del bar después del chapuzón, esa misma a la que le propinará unas sonoras palmaditas y, con una tremenda jarra de cerveza en la mano, afirmará: ¡Eh, oye...que lo mío me ha costado!

Y tú de repente te encontrarás sin saber donde meterte, o sí... puede que si tú no asimilas que la tabletita de tus sueños se haya convertido en un tremeeeeendo huevo kinder suprise,  al final te pases la tarde mirando hacia el socorrista de turno y... puede, solo puede... que no seas precavida con el sol y... puede, tal vez puede... que al bañarte, te de ... un "presunto" corte de digestión en plena piscina...

Y que conste, amig@s: "I love barriguitas cerveceras ¡¡¡FOR EVER!!!"







2 comentarios:

  1. Me he reido muy agusto. Genial Silvis

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Marsa. En ese caso... objetivo cumplido! ;) Un abrazo!!

    ResponderEliminar